Páginas vistas en total

martes, 12 de octubre de 2010

Resumen Prólogo y Capitulo 2 del libro El valor de Educar


Resumen Prólogo

En esta parte el autor nos quiere introducir en el mundo de la enseñanza, pero no solo desde un punto de vista objetivo sino rebuscando en los entresijos de la profesión relacionándola con el día a día en sociedad.

Sabemos que influye y de que forma la educación escolar en la vida de toda persona, como bien dice el Savater: "La educación y el saber en general humaniza". Y por supuesto, no es tan fácil educar a esos pequeños hombres de futuro de la mejor manera posible porque cada maestrillo tiene su librillo.

Sin embargo la reflexión que aquí aparece quiere sacar a flote las virtudes de la educación como fin en sí mismo, independientemente de la situación actual y el clima de pesimismo que reside en muchas de nuestras opiniones con respecto a la enseñanza.

Resumen Capitulo 2.

En este segundo capítulo el filósofo nos habla de la dificultad que entraña ser responsable de convertir a una persona en un miembro útil de la sociedad.
Hoy en día cualquiera puede enseñar algo, no obstante me parece acertado reseñar que cualquiera no puede enseñar cualquier cosa.

La influencia que tiene esta parte de nuestras vidas(que es continua) es inmensamente grande debido a que nos inculca unos valores y principios que posteriormente nosotros enseñaremos a los demás.

La vida es un largo camino en el que vas coleccionando vivencias que desechas o adquieres pero que inevitablemente nos forman una personalidad distinta a cada uno.

El autor habla de la dualidad educación-instrucción y nos plantea una serie de dilemas acerca de como de relacionadas están ambas partes y llega y nos ayuda a llegar a la conclusión de que una no es sin la otra. La relación enseñanza-aprendizaje consiste en conocer la realidad de nuestro mundo y de nuestros semejantes.
En definitiva el ser humano (zoon politikon) según Aristóteles necesita de una sociedad en la que desarrollarse y el aprendizaje le acompañara haya donde vaya.

Para concluir Fernando Savater nos hace una diferenciación bien clara entre capacidades cerradas (una vez adquiridas somos capaces de desarrollarlas plenamente) como escribir o leer y otras abiertas (jamás las dominamos del todo) como APRENDER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario